VIH: ¿Qué es y por qué hacerse el test?

El VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Humana es un microorganismo que ataca el sistema inmune de las personas, debilitándolas y haciéndolas más vulnerables ante una serie de infecciones, algunas de las cuáles pueden poner en peligro la vida.

En primer lugar, es preciso señalar que el hecho de ser positivo al VIH no es sinónimo de “inutilidad” o incapacidad para realizar ninguna acción física o mental. Una persona con VIH, en ausencia de tratamiento podría tardar de 5 a 10 años en desarrollar la enfermedad (SIDA), y en presencia de tratamiento podría tardar hasta 20 años en manifestarla, o tal vez nunca, siempre y cuando reciba la terapia indicada.

El virus del VIH se transmite a través de fluidos corporales como semen, durante las relaciones sexuales sin preservativo, a través de la sangre, ya sea por una transfusión o intercambio de agujas infectadas, e incluso a través de la leche materna durante el período de lactancia del recién nacido de parte de una persona infectada o durante el parto.
En 1996, se descubrió que a partir del uso de la terapia antirretroviral altamente activa (TARAA), es posible disminuir la carga viral circulante en el individuo infectado por VIH a nivel indetectables. Esto dio como resultado la disminución drástica de la posibilidad de transmitir el virus, y la prolongación de la vida de la persona seropositiva, capaz de realizar exactamente las mismas actividades físicas y mentales que cualquier otra persona que sea seronegativa.

¿Por qué hacerse la prueba?
Existen muchas razones por las cuales sugerimos invertir un ratito de tu tiempo en hacerte la prueba de VIH. Como primera razón, podríamos mencionar el alivio de eliminar la incertidumbre de si sos VIH positivo o negativo, y como segunda razón, podríamos decirte que conviene, ya que está comprobado que entre más pronto una persona que convive con VIH inicie un tratamiento antirretroviral, más rápido mejorará su calidad de vida.

Si el resultado te da positivo, estás a tiempo de mejorar tu calidad de vida, aumentar tu supervivencia y mantenerte sano; por el contrario, si el resultado te da negativo, podés prevenir ser infectado y así, eliminar situaciones de riesgo.

¿Cuándo hacerse la prueba?
Para que el resultado sea confiable, hazte la prueba transcurridos tres meses después de haber estado en situación de riesgo. Recuerda que el “periodo de ventana” es el lapso que transcurre entre el comienzo de la posible infección por VIH y la aparición de los primeros anticuerpos. De cualquier forma, se recomienda que si tienes una vida sexual activa, te hagas la prueba por lo menos UNA VEZ AL AÑO.

¿Cómo hacerla?
En la Ciudad de Buenos Aires hay dos maneras de realizarse el test:

1) Test Rápido de VIH
Se extraen unas gotas de sangre de la yema de un dedo y se las deposita sobre una tira reactiva. A los quince minutos está disponible el resultado. Si el resultado es NEGATIVO y no estás en período ventana, no hay infección. Si el resultado es POSITIVO, es necesario realizar una extracción de sangre para hacer estudios complementarios que permitan llegar a un diagnóstico definitivo.

2) Test convencional de VIH:
Se realiza una extracción de sangre para una prueba que se llama ELISA. Si no estás en período ventana y el resultado del ELISA es NO REACTIVO (negativo) significa que no hay infección. Si el resultado del ELISA es REACTIVO (positivo), no es suficiente para saber si la persona está infectada. Se debe extraer una segunda muestra de sangre para estudios complementarios que permitan llegar a un diagnóstico definitivo.

En ambos casos, si se confirma un resultado positivo, es necesario hacer una consulta médica y evaluar el tratamiento adecuado.
El tratamiento y los estudios son gratuitos y están garantizados por ley en hospitales públicos, obras sociales y empresas de medicina prepaga.

A continuación te adjuntamos un link para que puedas ver cuál es tu centro de testeo más cercano en la ciudad de Buenos Aires: http://www.buenosaires.gob.ar/salud/vih/test-de-vih-sida-y-centros-de-testeo

Los comentarios están cerrados.