TE AYUDAMOS A ARMAR TU LISTA DE OBJETIVOS 2020

No creas que porque el año ya arrancó hace mas de un mes, es tarde para armar la lista de cosas que querés hacer o cumplir en este 2020. Siempre es el momento ideal cuando lo que está en juego son nuestras ganas de aprender, crecer e ir por más. Pero para hacer la lista y cumplirla, es necesario no solo enumerar cada meta a alcanzar, sino también pensar en cómo lograrlas. Te damos una idea que consta de 4 pasos para armar tu lista de objetivos 2020:

  • DEFINÍ LAS CATEGORÍAS O TEMAS EN LOS QUE QUERÉS MEJORAR O ALCANZAR NUEVOS RESULTADOS

Pensá en que áreas necesitás poner mayor atención. Algunas categorías podrían ser: trabajo, carrera profesional, tu estado físico, tu emprendimiento, tus amigos, pareja o tus finanzas.

  • ESCRIBÍ 2 O 3 OBJETIVOS PARA CADA UNA DE ESAS CATEGORÍAS

No se trata de poner en papel lo primero que se te venga a la cabeza. Pensá bien cada objetivo, analizado y recordá que debe ser especifico, medible, alcanzable, relevante, y que debe tener una fecha de cumplimiento. Por ejemplo, para la categoría “finanzas” no alcanza con plantearte “voy a ahorrar más plata”, sino de definir y escribir exactamente cuánto dinero y en cuánto tiempo tenés que hacerlo. Un consejo más: no te fijes propósitos imposibles, porque lejos de motivarte, posiblemente te frustren.  Pensá en cosas que te hagan sentir bien cuando se completen y quieras compartir con todo el mundo.

  • ANOTÁ TODAS LAS ACCIONES NECESARIAS PARA ALCANZAR CADA OBJETIVO

En pocas palabras, elaborá un plan de acción que incluya todas las tareas que se tienen que hacer para conseguir cada uno de los objetivos. No dejes nada sin considerar, incluso las acciones más pequeñas (siguiendo en caso anterior, podría ser: comprar una calculadora, abrir una caja de ahorros, conseguir un cuaderno contable). Idealmente, empezá por las actividades más sencillas e incrementá poco a poco la dificultad.

  • FIJÁ RECORDATORIOS Y EVALUACIONES INTERMEDIAS

Ya tenés las categorías, los objetivos y las acciones. Ahora necesitás marcarlas en tu calendario y fijar las fechas en las que vas a hacer un “parate” y revisar cómo venís. No dejes pasar mucho tiempo entre cada pausa de evaluación. Podrías hacerlo una vez por semana el primer tiempo y luego, revisiones mensuales o bimestrales.

Los comentarios están cerrados.