Robot versus Hombre

El reciente informe de una consultora internacional llamada McKinsey Global Institute, anticipa que los robots “robarían” el 15% de las horas de trabajo humano para 2030.  Esto quiere decir que, en alrededor del 60% de las ocupaciones, al menos un tercio de las actividades podrían ser realizadas por robots. Pero también se determinó que apenas el 5% de los empleos podrán ser completamente automatizados en el futuro, lo que está muy lejos del cataclismo laboral que algunos vaticinan. Así y todo, alertan que en la mayoría de los casos, las transiciones de la fuerza laboral serán tan desafiantes o más que las producidas en la agricultura y en la manufactura a principios del siglo XX.

Pero a diferencia de lo que ocurrió en el pasado, cuando la industrialización cambió personas por máquinas, la automatización afectará también a las actividades intelectuales: gestión de hipotecas, trabajo paralegal, contabilidad, procesamiento de transacciones financieras, diagnósticos médicos por imágenes, por mencionar algunas.

Más oscuro se pone el panorama al analizar el tema salarial, porque la robotización apuntará especialmente a los puestos que requieren menor formación académica y por ende, menor remuneración. La competencia que ejercerían los robots influirá entonces, en la rebaja de los salarios por una estricta aplicación de la ley de oferta y demanda. Según este estudio, quedarán a salvo aquellos empleos que involucran la gestión de personas, la aplicación de expertise o pericia profesional, y en general, las interacciones sociales, donde los robots no pueden igualar el desempeño humano… por ahora.

Los comentarios están cerrados.