¿Qué es y cómo afecta la artritis en los pies?

El frío y la humedad hacen que nuestras articulaciones duelan un poquito más. ¿A qué se debe?¿Cómo podemos hacer para que la artritis no sea la protagonista de nuestros días?

La artritis, en términos generales, es la inflamación e hinchazón del cartílago y membranas de las articulaciones, generalmente acompañada de un aumento de líquido en la articulación. La artritis tiene múltiples causas, de la misma forma que una irritación de garganta puede tener su origen en una variedad de enfermedades, la inflamación de las articulaciones y la artritis se asocian a diferentes dolencias.

Aunque muchas personas crean que la artritis es una única enfermedad, en realidad se trata de un término que abarca aproximadamente unas cien enfermedades o trastornos diferentes, que afectan a las articulaciones y los tejidos que las rodean. Algunos de estos trastornos pueden además involucrar otras partes del cuerpo, como la piel y los órganos internos.

¿Cuáles son las principales causas?

La artritis puede ser hereditaria o autoinmune, sin embargo los síntomas pueden manifestarse por diferentes causas:

• Por lesiones, notablemente en atletas y trabajadores industriales, especialmente si las lesiones han sido ignoradas (lo que suele ocurrir con lesiones en los pies).
• Presencia de movimientos repetitivos sobre una misma articulación que puedan ocasionar lesión o daño articular.
• Malformaciones articulares.
• Por infecciones bacterianas o virales que atacan las articulaciones.
• Aumento de ácido úrico, obesidad o debilidad muscular.
• Puede estar en conjunción con desórdenes intestinales como la colitis o la ileítis, que frecuentemente llevan a condiciones artríticas en las articulaciones de los tobillos y los dedos de los pies. Tratar estas enfermedades puede aliviar el dolor artrítico.

La artritis puede afectar a la estructura y funcionalidad de los pies, por eso es importante consultar a un podólogo ante la aparición de alguno de los siguientes síntomas:

• Hinchazón en una o más articulaciones.
• Dolor recurrente o molestias en alguna articulación.
• Enrojecimiento o calor en una articulación.
• Limitación en el movimiento de una articulación.
• Rigidez por la mañana.
• Cambios en la piel, incluyendo sarpullidos y crecimiento.

Existen distintos tipos de artritis, como la artitis reumatoidea, gota, Lupus, artritis psoriásica, esclerodermia, osteoartritis o enfermedad de Lyme. Sin embargo, la artritis ósea es la forma más común de artritis. Frecuentemente denominada enfermedad degenerativa de las articulaciones o “artritis de desgaste”. Comienza de forma gradual, aunque algunas veces puede ser disparada repentinamente por una herida. A medida que nos hacemos más ancianos, se producen rupturas en el cartílago, y el dolor se vuelve progresivamente más severo, aunque puede aliviarse con el descanso. Es característico un dolor nocturno sordo, palpitante, y puede ir acompañada de debilidad o deterioro muscular. El caminar puede volverse errático y realmente dificultoso.

Un dato importante a tener en cuenta es el peso de la persona, ya que el sobrepeso resulta particularmente problemático para los pies de la misma. Todo nuestro peso descansa en las articulaciones de nuestros pies, de modo que facilita el desgaste del cartílago y la consecuente inflamación del mismo.

¿Cómo tratarla?

La artritis puede tratarse de muchas maneras. Pueden ser indicadas la terapia física y el ejercicio, acompañados de la medicación adecuada.

El tratamiento farmacológico varía según el tipo de artritis, y eso va a depender del diagnóstico médico (por ejemplo, no es lo mismo padecer de gota que de artritis reumatoidea). Por lo general, para el tratamiento se indican analgésicos antiinflamatorios vía oral, y en el caso de artritis leves a moderadas, antiinflamatorios tópicos.

Es preciso señalar que un diagnóstico a tiempo y adecuado para cada persona puede mejorar notablemente la situación de quien padece de esta enfermedad, aliviando el dolor y postergando el deterioro óseo de las articulaciones.

Los comentarios están cerrados.