¿Qué es la puericultura?

Es difícil transmitir concretamente lo que hace una puericultora, porque es un arte, sin embargo,  lo que hacemos tiene fundamento científico.  Acompañamos y colaboramos en la construcción psíquica del ser humano  a través de la crianza desde el primer momento, respetando y atendiendo sus necesidades, que son muchas más que comer y dormir.

¿Qué es la Puericultura? La Puericultura es un arte y una ciencia. Tiene como objetivo optimizar los cuidados del niño en todos sus  aspectos, físico, emocional, mental y espiritual, desde su concepción, vida intrauterina, nacimiento y los primeros años de su primera infancia. Pensándolo en relación a su familia y la cultura a la que pertenece. Valorando su desarrollo con su propia individualidad.   Es una disciplina que aborda todo lo que rodea el crecimiento de un niño: la nutrición, el desarrollo psicomotor, prevención de enfermedades, la relación con la madre, su bienestar emocional… En definitiva, que pueda crecer de la mejor manera posible tanto a nivel físico, como psicológico y social.  Pero para lograr acompañar, interpretar las necesidades de la mama y del bebe, con todas las temáticas emocionales que se ponen en juego en el momento que una mujer tiene un hijo, es necesario una relación de confianza entre la puericultora y la mama. Ya que son muchas las etapas en las que una mirada profesional y respetuosa del niño puede colaborar en su sano desarrollo, por ejemplo, la lactancia, el sueño, el juego, la alimentación, crisis de crecimiento, comienzo de la marcha, el lenguaje, control de esfínteres, manejo respetuoso de los berrinches, rol del padre, relación con los abuelos, vuelta al trabajo de la mama, adaptación al jardín, la llegada de un hermanito, etc.

También nos parece importante dejar en claro que la Puericultora acompaña a las madres  en las diferentes situaciones que se presenten o decisiones que ella tome, ya sea, amamantando o dando mamadera, ya que siempre hay una mejor manera de hacer las cosas para cubrir las necesidades de la madre y su bebé.

En esta nueva era tecnológica estamos más comunicados, pero no más cerca. Eso llevó a que muchos conocimientos desaparecieran y, sobre todo, a que se perdiera el contacto, el apoyo el acompañamiento durante el momento del parto y la crianza. Que es sin duda el momento más importante de la vida de una madre, y de su niño también.

Ahora el tiempo corre… Las mujeres trabajamos, intentamos realizarnos como personas, bajar esos kilos de más, queremos aprender cosas nuevas, crecer, divertirnos… y también tenemos que criar a nuestros hijos. Las tareas son muchas y pesadas, ni hablar para aquellas madres que ya tienen alguna dificultad antes de empezar a transitar su maternidad.

Queremos que nadie transite la maternidad en soledad. Queremos que tengan confianza en ellas mismas, darles lo que necesitan para que estén contenidas, disfrutando de ese momento y que su hijo crezca fuerte y sano. Queremos que cada madre reciba lo que se merece. Queremos que sean felices. Por eso somos PUERICULTORAS.

Autor: Puericultora Candelaria Ferreyra

Si tenés dudas o inquietudes, podés enviarle un mail a Candelaria Ferreyra, Puericultora especialista en brindar asesoramiento integral durante la crianza: candelariaferreyra@hotmail.com

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA

 

La lactancia materna posee beneficios sobresalientes para el crecimiento del bebé. Lo protege contra enfermedades así como favorece su desarrollo emocional, psicomotor, intelectual y social.

Por ello este artículo tiene como finalidad incluir conceptos claves para la prevención de posibles dificultades y favorecer el buen desarrollo de la lactancia materna.

La primera puesta al pecho

En estos últimos años está cada vez más difundido el concepto sobre la importancia de favorecer el contacto temprano y prolongado entre la madre y el recién nacido.

Se ha descubierto que durante las primeras dos horas después del parto, el bebé atraviesa un máximo nivel de alerta en el cual su reflejo de búsqueda y succión está en su pico más alto. Facilitar al bebé la puesta al pecho en este período de tiempo favorece la correcta prendida y a la lactancia en general.

Este contacto temprano también facilita la comunicación e interacción madre-hijo y colabora en el establecimiento de un mayor vínculo de apego.

La prendida correcta del bebé al pecho materno

Para poder prevenir el enrojecimiento y la formación de grietas en los pezones es muy importante que las mamás estén atentas de lograr una correcta prendida del bebé al pecho, teniendo en cuenta que:

*La paciencia es importante al momento de atravesar las primeras puestas del bebé al pecho materno, ya que serán momentos de ensayo y error en los cuales mamá y bebé se empezarán a conocer y aprenderán juntos los detalles del funcionamiento de la lactancia

*Resulta beneficioso que la madre esté cómoda y en una posición relajada al momento de amamantar

*Es fundamental que el bebé esté con la boca bien abierta cuando es acercado al pecho para lactar

*Una vez prendido al pecho el mentón del bebé debe quedar bien apoyado en la mama

*Más allá de la posición elegida para dar de mamar es muy importante que el cuerpo del bebé esté todo enfrentado y en contacto con el cuerpo de la madre

 

 

 

Los comentarios están cerrados.