QUÉ ES EID AL-ADHA, LA FIESTA DEL SACRIFICIO

El Eid al-Adha o Celebración del Sacrificio, es la mayor festividad de los musulmanes y tiene una duración de 3 dias (este año, desde hoy 30 de julio hasta el 3 de agosto). Se conmemora el pasaje recogido en el Corán, en el que se muestra la voluntad de Abraham de sacrificar a su hijo Ismael como un acto de obediencia a Dios, antes de que Dios interviniera para proporcionarle un cordero y que sacrificara a este animal en su lugar. Por eso, en muchos lugares de habla hispana es conocida también como la Fiesta del Cordero.

El Eid al-Adha se caracteriza por la ofrenda de un sacrificio animal (comúnmente una vaca o un cordero macho) como acción de gracias a Dios por salvar la vida de Ismael. En este día los musulmanes que están en La Meca concluyen los ritos de su peregrinación y, después de la oración especial, realizan el sacrificio animal.

Muchos estudiosos islámicos consideran que su celebración no es obligatoria y se recomienda solo a las personas que dispongan de los medios económicos para procurarse el animal. En algunos países como Marruecos, además de la ofrenda animal y los momentos de oración, esta festividad incluye regalos para los niños y las niñas.

En el caso de los peregrinos de La Meca, y como parte del final del evento, los hombres se afeitan la cabeza y se deshacen de sus prendas blancas usadas durante los días anteriores, mientras que las mujeres se cortan mechones de pelo como símbolo de renacimiento y renovación.

Los musulmanes que no realizan la peregrinación a La Meca en este momento pueden celebrar Eid al-Adha en sus lugares de residencia, acudiendo a las mezquitas para la oración. Normalmente suele celebrarse al aire libre, en las afueras de las ciudades, en una zona abierta denominada musalla.

El musulmán acude a la oración tras haber realizado la ablución mayor o gusl y haberse ataviado con su mejor ropa, limpia y perfumada. Recita unos versículos del Corán que sólo se mencionan durante las dos fiestas anuales y en los entierros. Los musulmanes glorifican a Dios hasta que el imán inicia la oración recitando siete takbir (Allahu akbar) y haciendo dos prosternaciones (rakáa).

Después el imán pronuncia una jutba (‘sermón del viernes’) a los miembros de la comunidad que se hallan presentes. Por último se disuelve la reunión y los asistentes se besan en señal de hermanamiento y se felicitan por la fiesta.

Fuente consultada: Wikipedia

Los comentarios están cerrados.