PRESIÓN ALTA, UN MAL QUE AFECTA AL 30% DEL MUNDO

La presión arterial indica la fuerza que se ejerce sobre las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre. Si te tomás la presión, obtendrás dos números, uno superior y uno inferior. Si esos números se encuentran entre 120 (superior) y 80 (inferior), se considera que tu presión es normal. Si, en cambio, la medición arroja valores mayores de 140 (superior) y 90 (inferior), podrías sufrir de presión alta  o “hipertensión”. Si los valores son de 120/80 o más, pero no alcanzan 140/90, esto se denomina prehipertensión.

La presión arterial puede verse afectada por:

  • La cantidad de agua y de sal en el cuerpo.
  • El estado de los riñones, los vasos sanguíneos o el sistema nervioso.
  • Los niveles hormonales.

La presión alta, en la mayoría de los casos, no presenta síntomas. Suele identificarse cuando el paciente se realiza estudios para otros fines médicos. Cuando la hipertensión no es tratada puede causar daños en el corazón, el cerebro, los riñones, los vasos sanguíneos y los ojos, principalmente. Por eso, un diagnóstico temprano es la clave para evitar consecuencias graves.

¿Se puede tratar la hipertensión? Claro que sí. El objetivo del tratamiento es reducir la presión arterial de tal manera que tenga un menor riesgo de complicaciones. Se pueden tomar ciertas precauciones para controlarla:

  • Consumir una alimentación cardiosaludable (saludable para el corazón), que incluya potasio y fibra.
  • Tomar mucha agua.
  • Hacer ejercicio con regularidad, al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico por día.
  • Dejar de fumar.
  • Reducir la cantidad de alcohol que se toma a 1 trago por día para las mujeres y 2 para los hombres.
  • Reducir la cantidad de sodio (sal) que se consume (menos de 1,500 mg por día).
  • Reducir el estrés.
  • Mantener un peso corporal saludable.

Además, existen diferentes medicamentos para tratar la hipertensión arterial. En general, un solo fármaco no es suficiente para controlarla. Por eso, siempre es recomendable realizar una consulta con un médico cardiólogo. Sin embargo, la mayoría de las personas puede evitar que se desarrolle presión arterial alta haciendo cambios en su estilo de vida. ¡Feliz Día Mundial de la Hipertensión Arterial!

 

Fuente: medlineplus.gov

Los comentarios están cerrados.