MITOS SOBRE LOS AÑOS BISIESTOS

Hoy vamos a hablar de todos los mitos y leyendas que giran en torno a este "día fantasma" y al año bisiesto en general. Lejos de la mística, la explicación viene de la mano de la astronomía: los años de 366 días funcionan como "ajustadores del reloj". Es que, en realidad, cada año tiene 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45 segundos. Todo este tiempo excedente se suma y conforma el 29 de febrero.  Hubo que esperar hasta 1582, para que el Papa Gregorio XIII estableciera el calendario gregoriano, que es el que rige hoy en día. Actualmente, se consideran bisiestos los años divisibles por 4, excepto los divisibles por 100, salvo que estos últimos sean divisibles por 400 (como sucedió en el año 2000).

MIRADAS MALAS Y NO TAN MALAS

A la hora de justificar su posición, todos aquellos que aseguran que los años con 366 días acarrean la desgracia, abundan en ejemplos. En 1912 se hundió el Titanic, en 1948 asesinaron a Ghandi, veinte años después a Martin Luther King, y en 1980, a John Lennon. Como vemos, todos fueron años bisiestos.

Por otro lado, al 29 de febrero en especial, los escoceses lo consideran un día de tan mala suerte como los martes o viernes 13. A esta idea se suman los griegos quienes, además, creen que casarse en año bisiesto lleva al fracaso de la pareja.

Sin embargo, en Irlanda, relacionan a este día con la buena fortuna. Entre sus tradiciones, inclusive, se conoce a este día como Bachelor’s Day (el Día de los Solteros), en el que las mujeres les proponen matrimonio a sus amados. Si él rechaza la propuesta, antiguamente le tenían que comprar un vestido de seda a la dama.

OTRAS CURIOSIDADES

La ciudad de Anthony, Texas (EE.UU.) es la “Capital Mundial del Año Bisiesto”. Aquí, en el año bisiesto se realiza un festival de cuatro días, que incluye una cena de cumpleaños para los nacidos el 29 de febrero.

Hay, además, una serie de amuletos recomendados para los años bisiestos según las creencias populares, entre los que se destacan:

  • Colocar alguna campana en algún rincón de la casa para limpiar las malas energías
  • Guardar entre los objetos personales una moneda fechada con el año bisiesto. Eso trae doble suerte en salud, trabajo, amor y dinero.
  • Tener una piedra de cuarzo rosa en la mesita de luz para que el amor dure toda la vida.

Fuentes: Diario Clarín / Radio Fueguina

Los comentarios están cerrados.