EN EL DÍA MUNDIAL DEL PÁRKINSON, TE DAMOS ALGUNOS TIPS PARA PREVENIRLO

¿Qué es el párkinson?

El mal o enfermedad de párkinson es degenerativa y se produce por la ausencia de una sustancia llamada dopamina en el sistema nervioso central. Se origina por el daño irreversible del 80% de las células nerviosas ubicadas en el cerebro. La dopamina influye en varias funciones del cuerpo como el movimiento muscular, el equilibrio y la coordinación, por lo cual resulta un componente de vital importancia para el organismo.

¿Cuáles son sus causas?

Las personas padecientes de esta enfermedad comienzan a perder el control de sus movimientos, que se vuelven temblorosos y erráticos. No existe una sola causa generadora del párkinson. Puede darse por herencia genética, e incluso ha sido relacionada con el acceso a agua contaminada con químicos y el uso de pesticidas. Sin embargo, el párkinson se relaciona con la edad y se acelera en determinadas personas. Esta aceleración se debe a factores genéticos, al efecto de tóxicos extraños y, sobre todo, por la oxidación de las estructuras intracelulares que producen la degeneración de las células nerviosas. Por lo tanto, una de las principales estrategias para prevenir la enfermedad consiste en aumentar el nivel de antioxidantes en el cerebro, a través del consumo de ciertos alimentos.

¿Cómo prevenirlo?

A raíz del experimento realizado por el doctor G. Webster Ross, neurólogo en el centro Médico para Veteranos de Guerra en Honolulu, se ha llegado a la conclusión de que beber café puede disminuir la probabilidad de contraer el mal de párkinson, ya que la cafeína aumenta los niveles de dopamina en el cerebro.

Sin embargo, existen también otros alimentos que son poderosos antioxidantes y resultan efectivos para tratar esta enfermedad:

1- El té verde: Los polifenoles del té verde protegen las neuronas productoras de dopamina.

2- Alimentos ricos en vitamina E: La vitamina E es un poderoso antioxidante que puede ayudar a proteger las células del cerebro. Las grasas de origen vegetal presentan grandes concentraciones de vitamina E, como el aceite de oliva, el aceite de girasol, el germen de trigo y los frutos secos como las almendras, las avellanas y las semillas. Existen otras fuentes vegetales que poseen esta vitamina, aunque en menor cantidad, como la palta, los espárragos y el mango.

3- Alimentos ricos en vitamina C: La vitamina C también posee un alto poder antioxidante y puede resultar muy efectiva para proteger las células productoras de dopamina en el cerebro. Los principales contenedores de esta vitamina son los cítricos, aunque también existen otros alimentos que presentan grandes concentraciones de ésta. Entre ellos, se encuentran la espinaca, el melón, la sandía, el apio, el ajo, los arándanos y las papas.

¿Cómo aumentar los niveles de dopamina en el cerebro?

Aunque la principal alternativa para prevenir el párkinson es proteger a las neuronas productoras de dopamina, también resulta efectivo consumir alimentos que aumenten esta sustancia en el sistema nervioso central. Los alimentos que ayudan a aumentar nuestros niveles de dopamina son: pescado (por su Omega 3), huevos y espirulina (ambos por su tirosina), remolacha (ya que posee betaína y tirosina), manzanas (las cuales contienen quercetina que ayuda a prevenir la neurodegeneración y aumentar la dopamina), repollo (por su ácido fólico que estimula la producción de dopamina), aceite de orégano (ayuda a controlar los cambios de humor y los antojos, aumentando los niveles de dopamina), frutillas y arándanos (tirosina).

Siempre consultar a un profesional de la salud

Si sentís que tus movimientos se debilitan o se vuelven menos precisos, te recomendamos acudir a un médico. Si bien los consejos provistos en esta nota te pueden servir, siempre es aconsejable consultar a un profesional.

 

Fuente: www.mejorconsalud.com

 

Los comentarios están cerrados.