El poder de una llamada

Comenzá el año con una llamada inesperada a una persona con la que estabas distanciad@. Verás qué bueno es conectarte sin "ruidos" con tus amigos, con tus familiares, con tus compañeros de trabajo. Una simple llamada telefónica sin interrupciones, una conversación de calidad, escuchando con atención y expresándote sin prisa. Entrá en contacto con tus seres queridos. Animate a recomponer una relación que dejaste medio congelada. Una llamadita puede abrir o propiciar el camino de regreso hacia una linda relación.

Somos una especie inherentemente social y dependemos de los vínculos que formamos para poder enfrentar los desafíos que se van presentando a lo largo de la vida. No hay nada de equivocado con mandar mensajes, pero si tenemos la capacidad para usar nuestra voz ¿por qué no hacer buen uso de ella? La comunicación verbal es una de las ventajas, fortalezas y dones más grandes de la raza humana; es vital para nuestra supervivencia.

En palabras sencillas, uno podría argumentar que aquellos que llaman en vez de mensajear por whatsapp tienen mejores habilidades sociales y desarrollan relaciones interpersonales más fuertes.

Las personas jóvenes prefieren quizás no hablar por teléfono porque sienten que no pueden controlar lo que van a decir o tienen menos tiempo de reacción ante una pregunta como para formular una respuesta que les agrade y con la cual se sientan seguros.

Esto sugiere que se sienten más ansiosos sobre las llamadas telefónicas y les gusta tener una mayor sensación de control sobre lo que comunican. Desde esta perspectiva podríamos decir que hay algo más relajado acerca de las personas que prefieren las llamadas a los mensajes.

La risa es mucho más poderosa y contagiosa que un “jaja”. El sarcasmo es mucho más detectable cuando se dice y el enojo es mucho más discernible en el tono de voz de una persona que mediante un texto escrito. En otras palabras, al mensajear en vez de conversar, nos estamos poniendo cada vez menos espontáneos.

La conversación es una habilidad que se debe cultivar. Cuando te comunicás más digitalmente que verbalmente evitás la conversación y por ende no la estas ejercitando, lo que te vuelve cada vez menos espontáneo en ese tipo de interacción. Son más espontáneos porque no le temen a la conversación, obviamente asumiendo que fuera del mundo virtual también les gusta desarrollar sus habilidades conversacionales.

Animate a la charla, brindate a la comunicación. Enriquecerá tu vida  y tus relaciones.

 

Los comentarios están cerrados.