Día Mundial del Donante de Sangre

En el Día Internacional de la Donación de Sangre, te vamos a compartir 6 datos interesantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la donación y la transfusión de sangre:

  • Las transfusiones de sangre salvan vidas y mejoran la salud

Cerca del 47% de todas las unidades de sangre que se recogen en el mundo, corresponden a los países de ingresos altos, que representan menos del 19% de la población del planeta. Sin embargo, muchos pacientes que las necesitan no pueden acceder a tiempo a transfusiones seguras.

  • Las transfusiones se utilizan como apoyo de varios tratamientos

El 79% del total de transfusiones se utilizan principalmente en apoyo de cirugía cardiovascular, cirugía de trasplantes, traumatismos masivos y el tratamiento de tumores malignos sólidos y neoplasias sanguíneas. También suelen utilizarse para tratar complicaciones relacionadas con el embarazo, el paludismo infantil con anemia grave o la traumatología.

  • La única forma de garantizar el suministro de sangre segura y no contaminada, es la donación periódica por voluntarios no remunerados

La OMS insta a los países a elaborar sistemas nacionales de transfusiones basados en donantes voluntarios no remunerados y a trabajar para alcanzar la autosuficiencia en el suministro. 

  • En 57 países el 100% de las donaciones son hechas por voluntarios no remunerados

Sin embargo, en 71 países la cantidad de sangre procedente de donantes voluntarios no remunerados sigue siendo inferior al 50%, lo que significa que gran parte de su suministro de sangre sigue dependiendo de las donaciones de familiares o allegados y de donantes remunerados.

  • La sangre donada debe analizarse siempre

Antes de su transfusión, la sangre donada debe ser sometida siempre a pruebas de detección del VIH, las hepatitis B y C y la sífilis. Sin embargo, en 35 países no toda la sangre donada es sometida a análisis de una o más de estas infecciones. Las pruebas no son fiables en muchos países por falta de personal, irregularidad del suministro y mala calidad de los kits, o falta de servicios básicos de laboratorio.

  • Una sola unidad de sangre puede beneficiar a varios pacientes

La separación de los diferentes componentes de la sangre permite que una sola unidad de sangre beneficie a varios pacientes, proporcionando a cada uno de ellos únicamente el componente que necesita. Se fracciona entre un 75% y un 95% de la totalidad de la sangre recogida.

Fuente consultada: Organización Mundial de la Salud

Los comentarios están cerrados.