DÍA MUNDIAL DE LA SALUD Y LA SEGURIDAD EN EL TRABAJO

Hoy celebramos que el trabajo y la salud se llevan muy bien.

El Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el Trabajo se celebra todos los 28 de abril de cada año. Se promueve la prevención de las enfermedades y los accidentes que ocurren dentro de contextos laborales. El objetivo de dicha conmemoración es atraer la atención internacional sobre la magnitud del problema, así como crear y fomentar una cultura de salud y seguridad para reducir el número de lesiones y de muertes que ocurren en el trabajo.

La OIT (Organización Internacional del Trabajo) es la encargada de promover la concientización sobre los accidentes y afecciones de la salud que se producen en los ambientes de trabajo. En numerosas partes del mundo, las autoridades nacionales, los sindicatos y los profesionales del sector de la salud y seguridad organizan diversas actividades para celebrar la fecha.

El 28 de abril comparte su importancia para conmemorar, además, el Día Internacional en Memoria de los Trabajadores Fallecidos y Heridos, que se celebra principalmente por parte de los movimientos sindicales de todo el mundo desde 1996. Se honra la memoria de aquellos que sufrieron algún accidente grave o fatal, a través de movilizaciones y campañas de sensibilización en todo el mundo.

En el año 2003, la OIT se sumó a las intenciones de los movimientos sindicales y creó el Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el Trabajo apoyándose en sus valores tradicionales: el tripartismo y el diálogo social.

El día de hoy es considerado una oportunidad para aumentar la conciencia internacional sobre la seguridad y la salud tanto entre los sindicatos, como entre las organizaciones de empleadores y los representantes de los gobiernos.

La OIT se encarga de reconocer a todas aquellas partes interesadas que compartan la intención y responsabilidad de fomentar una cultura de salud y seguridad, así como de asegurarse de que dichas partes cumplan con sus deberes y obligaciones.

El trabajo es el espacio en el cual se invierte la mayor parte del tiempo. A veces, incluso, mucho más que el que uno pasa en su propio hogar. Los trabajadores son una parte fundamental de las organizaciones, sí.  No solamente porque sin ellos las empresas no existirían, sino porque conforman la base de las mismas. Pero, además de ser trabajadores, son personas. Hoy celebramos a esas personas que sostienen a las organizaciones, y te invitamos a sembrar junto a todo el mundo una cultura de trabajo que priorice el bienestar, la vitalidad y el entusiasmo. Porque el trabajo y la salud se llevan muy bien.

 

Fuente: www.ilo.org

 

 

Los comentarios están cerrados.