CONOCÉ QUÉ ES LO QUE PRODUCE TU CANSANCIO

Despertarnos cansados como si no hubiéramos dormido a pesar de haberlo hecho la cantidad de horas indicadas, es algo que ocurre a muchos. Otras, en cambio, se despiertan más activas, pero al cabo de un par de horas se sienten un sueño excesivo aunque hayan descansado lo suficiente. Entonces, si no es la cantidad de horas que dormimos, ¿qué es lo que afecta a nuestra energía durante el día?

Lo primero que resulta importante es saber diferenciar la cantidad de la calidad del sueño. Muchas veces dormimos la cantidad de horas que se supone que nuestro cuerpo necesita para repararse y, sin embargo, pasamos el día con sueño, mientras que hay otras noches que dormimos menos tiempo pero descansamos lo suficiente. Para descansar es necesario un sueño profundo y reparador, lo que no siempre está directamente vinculado al factor del tiempo. No solo importa el número de horas que dormimos, sino también los ciclos de sueño. De este modo, en función de la hora a la que nos vamos a dormir debemos calcular la hora a la que nos levantamos.

La mala calidad del sueño puede producirse por diversos factores, algunos de ellos externos y otros vinculados a la forma en que dormimos. Entre los elementos externos que afectan nuestra calidad de sueño, los más comunes son los siguientes:

  • Dormir con mucho calor o frío, ya que esto dificulta un buen descanso
  • Ambientes con mucho ruido que generan un sueño interrumpido
  • Hábitos como dormir con la televisión encendida
  • Irse a la cama estresado, preocupado o tenso, dado que esto puede dar lugar a un sueño poco reconfortante

Entre los factores internos pueden mencionarse algunas condiciones de salud o trastornos de sueño:

  • Trastornos de sueño, como el insomnio o el sonambulismo
  • Problemas respiratorios, como los ronquidos o la congestión nasal
  • Nutrición inadecuada
  • Estrés, ansiedad o depresión
  • Consumo de algunos fármacos, como los antidepresivos o los dirigidos al tratamiento de la presión arterial alta
  • Otras patologías como la anemia, la diabetes o el síndrome de fatiga crónica

Si padecés algún trastorno de sueño o patología que pudiera estar afectando a tu descanso diario, es importante visitar a un médico para tratarla. Debido a que las causas pueden ser muy variadas, es fundamental un diagnóstico y el inicio de un tratamiento adecuado para cada caso particular.

Fuente: salud.uncomo.com

 

Los comentarios están cerrados.