Con ambas manos

ACTIVIDADES PROPUESTAS PARA LOGRAR EL AMBIDIESTRISMO

Michelangelo, Einstein y Leonardo da Vinci eran físicamente ambidiestros. Aquí hay algunos consejos para poder aprender a serlo:

Entiende que para controlar tu mano no dominante, tu cerebro literalmente tiene que crear nuevas conexiones entre las neuronas. Desarrollar estas habilidades motrices probablemente te dará una nueva forma de apreciación. Te aconsejamos: si estas apurado no realices la actividad, te frustrarás porque tu mano no dominante no es tan rápida como la otra y podrías abandonar el programa.

Practica con todo lo que hagas. Agarra el vaso con tu mano no dominante, abre la puerta, clava un clavo, lávate los dientes, aféitate, etc. Cambia los botones del mouse de tu computadora también. Recordá usar la mano opuesta con las cosas pequeñas

  • Si abrís la puerta con tu mano derecha, comenzá a hacerlo con la izquierda
  • Si usualmente utilizás tu pie derecho para subir una escalera, ahora intenta hacerlo con el pie izquierdo.
  • Sigue intentando esto hasta que usar tu mano izquierda sea tan natural y sencillo como cuando utilizás tu mano derecha
  • Comer (especialmente usando una cuchara).
  • Sonarte la nariz.
  • Lavar los platos.
  • Cepillarte los dientes.
  • Realizar una llamada o escribir un mensaje en el celular.

La paciencia es la clave. Tené la misma paciencia como la que tendrías con un niño que está aprendiendo a abrir una lata de sopa, abrir la puerta y demás cosas. Estás sobrecargando tu cerebro para aprender a hacer cosas tal y como lo haría un niño. No dejés que te afecte la frustración inicial.

El resultado final será increíble y te hará feliz saber que podés dominar mucho mejor la parte menos hábil de tu cuerpo.

 

Los comentarios están cerrados.