9 curiosidades sobre la bipolaridad

El trastorno afecta a alrededor de 60 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud y se suele caracterizar por la alternancia de episodios maníacos y depresivos separados por períodos de estado de ánimo normal. Te contamos nueve curiosidades que necesitás saber sobre esta patología.

1. El trastorno bipolar no es inestabilidad emocional

Es posible que alguna vez, ante una pelea con tu pareja, te haya dicho que “sos un poco bipolar” porque has cambiado de humor de manera repentina. Tenés que saber que este comportamiento es bastante habitual, especialmente en las relaciones de pareja. En estas situaciones, las emociones están a flor de piel y, puesto que nadie es perfecto, puedes reaccionar de manera impulsiva.

También puede ocurrir que estés en un periodo de tu vida en que todo cambia de manera muy rápida y no sabés realmente lo que querés. Así que es importante no confundir inestabilidad emocional con trastorno bipolar, porque este último es un trastorno realmente grave que debe ser tratado cuanto antes.

2. El trastorno puede ser genético o no

Cuando un familiar padece trastorno bipolar, hay mayores probabilidades de que otro miembro de la familia también lo sufra. Ahora bien, varios estudios llevados a cabo con gemelos idénticos han demostrado que si uno de los dos sufre trastorno bipolar no necesariamente lo sufre el otro también. Tanto los hombres como las mujeres pueden sufrir esta psicopatología, que es común que se diagnostique alrededor de los 20 años.

3. Distintas sustancias pueden provocar que se desarrolle este trastorno

El punto anterior muestra la importancia de los factores genéticos como una de las causas del trastorno bipolar. Pero los factores ambientales, como el uso de sustancias psicoactivas y farmacológicas pueden provocar que este trastorno se desarrolle. Entre el uso de los medicamentos y drogas que pueden provocar el trastorno bipolar se encuentran:
- Drogas como la cocaína, el éxtasis, las anfetaminas o la marihuana
- Medicamentos para el tratamiento de la tiroides y los corticoesteroides

4. Las personas con trastorno bipolar son más propensas a sufrir otras enfermedades

Problemas con la tiroides, dolores de cabeza, migrañas, diabetes, problemas del corazón y la obesidad son algunas de las consecuencias negativas asociadas al tratamiento del trastorno bipolar. Enfermedades que, además de los síntomas de manía y depresión característicos de este trastorno, pueden incrementar el sufrimiento del paciente.

5. Existen distintas variaciones del trastorno bipolar

Existen distintos tipos de trastorno bipolar:

Ciclotimia: La versión menos severa de este trastorno. Sus síntomas persisten durante al menos dos años, y se caracteriza por fases leves de depresión e hipomanía.

Trastorno bipolar Tipo I: Se caracteriza por la presencia de episodios de manía o mixtos. No es imprescindible que el sujeto sufra episodios depresivos, aunque aproximadamente el 90 % de los casos el paciente cursa ambas fases.

Trastorno bipolar de Tipo II: Este tipo de trastorno bipolar se define por la existencia de episodios depresivos e hipomanía (menos graves).

Trastorno bipolar no especificado: Se caracteriza porque existen trastornos con características bipolares que no cumplen los criterios para ningún trastorno bipolar de Tipo I o II, como por ejemplo: episodios hipomaníacos recidivantes sin síntomas depresivos intercurrentes o un episodio maníaco o mixto superpuesto a un trastorno delirante, una esquizofrenia residual o un trastorno psicótico no especificado.

También existe un subtipo de trastorno bipolar de ciclado (o ciclo) rápido, en el que las personas presentan cuatro o más episodios de depresión mayor, hipomanía, manía o estados mixtos en un periodo de un año.

6. Los estados de manía y depresión pueden ocurrir simultáneamente

Los estados de manía y depresión pueden ocurrir de forma simultánea, lo que recibe el nombre de “episodio mixto”, por lo que no es necesario que aparezcan por separado para realizar el diagnóstico. Por ejemplo, una persona puede tener episodios de lágrimas y tristeza durante una fase maníaca.

7. Una persona con trastorno bipolar puede ser feliz

El trastorno bipolar es una patología grave, y la persona que lo padece puede ver su calidad de vida disminuida como consecuencia de ello. Pero a pesar de ello, gracias al correcto tratamiento, es posible vivir una vida plena y feliz. La administración de estabilizadores de humor y un control del estilo de vida del individuo, pueden ayudar notablemente a su bienestar general.

8. El trastorno bipolar puede empeorar seriamente si no se trata

Puede que en ocasiones sea el propio individuo el que busque ayuda, pero puede ser complicado que éste lleve a cabo el tratamiento farmacológico durante la fase maníaca, pues suele sentirse lleno de energía. Se suele internar al paciente cuando está en fase aguda para tenerlo controlado. Si la persona con trastorno bipolar no es tratada, sus síntomas empeorarán.

9. Algunos famosos que han sufrido trastorno bipolar

Los personajes famosos no están exentos de sufrir este trastorno. De hecho, son varias las celebridades han hecho pública su bipolaridad. Por ejemplo, Catherine Zeta Jones, Demi Lovato, Jim Carrey o Macy Gray.

Los comentarios están cerrados.