9 COSAS QUE NO SABÍAS DEL CUERPO HUMANO

El cuerpo humano en un sistema fantástico. Éste se encuentra en constante funcionamiento y lleva a cabo procesos vitales para la supervivencia del organismo. SI bien somos conscientes de muchas de las acciones que resultan fundamentales para vivir, como comer o dormir, nuestro cuerpo realiza muchas otras acciones de las que no estamos al tanto pero que resultan de vital importancia para su correcto funcionamiento.

1- ¿Qué tenemos en común con un chimpancé? ¡La cantidad de pelo!

Es cierto que la teoría de la evolución plantea que el hombre desciende del mono. Sin embargo, hay cosas que aún compartimos con nuestros llamados antecesores. Un hombre adulto promedio posee la misma cantidad de pelo (mejor conocido como “vello”) que un chimpancé. La principal diferencia se da en que el pelo de los humanos es mucho más delgado que el de los chimpancés, ya que ha perdido su función original de protección. La evolución y el uso de la ropa han resultado en una modificación en el grosor de los cabellos humanos.

2- ¿Por qué se nos pone la piel de gallina?

¿Te pasó alguna vez de tener frío y que se te ponga la piel de gallina? Esto se debe a un reflejo pilomotor del cuerpo, es decir, una respuesta involuntaria del organismo que eriza sus pequeños pelos para protegerse del frío y de otros peligros. Esto se remonta a la antigüedad, en la cual los hombres se resguardaban de las condiciones hostiles del terreno y de los animales amenazadores que habitaban en él. Esa condición ha quedado obsoleta, aunque nuestro cuerpo sigue teniendo el impulso de erizar la piel cuando se siente comprometido por algún factor externo.

3- ¿Cuánto tiempo de nuestra vida nos lleva pestañear?

Los seres humanos pasamos un equivalente a cinco años pestañeando. Aunque parezca insignificante, es un mecanismo vital para que nuestros ojos se humecten y se protejan de factores externos que podrían dañarlos.

4- Los zurdos tienen más fuerza que los diestros

¿Alguna vez tuviste dificultades para abrir un frasco? ¡Pedile ayuda a una persona zurda! Las personas zurdas tienen mayor fuerza cuando la aplican en sentido contrario a las agujas del reloj. Esto significa que para una persona zurda será mucho más fácil abrir un frasco que para una persona diestra. En cambio, para cerrar el frasco, un diestro tendrá mucha mayor facilidad para hacerlo.

5- El estómago es un almacenador de ácido

Nuestro estómago es uno de los mayores depósitos de ácido clorhídrico, producido por las células que se encuentran en él. En la industria metalúrgica, este tipo de sustancia es una de las más utilizadas. Sin embargo, el revestimiento de la pared mucosa del estómago nos protege del efecto dañino del ácido, por lo cual no nos produce ningún tipo de perjuicio.

6- Somos un depósito de bacterias

El cuerpo humano es un inmenso concentrador de bacterias. Incluso, el número de bacterias en nuestro organismo es mucho mayor que el número de células propias que poseemos. Por cada célula propia almacenamos hasta diez bacterias en nuestro cuerpo. Esto no significa que todas las bacterias de nuestro organismo sean nocivas para la salud. Existen varias que brindan beneficios y contribuyen para nuestro correcto funcionamiento.

7- Las siestas hacen bien

Se ha comprobado que las siestas de 20 minutos son benéficas para la salud. Ayudan a mejorar la concentración, la productividad y el humor. Sin embargo, las siestas más largas pueden tener efectos contrarios, entre los cuales están las sensaciones de irritación e incluso, mayor cansancio.

8- ¿Sabías que desechamos miles de células muertas por día?

Nuestro cuerpo desecha una enorme cantidad de células muertas por día, la mayoría provenientes de nuestra piel. Tal es la cantidad, que podríamos juntar hasta dos kilogramos de células dérmicas muertas a lo largo de un año.

9- ¿Qué partes de nuestro cuerpo son más sensibles?

El cuerpo humano tiene una serie de terminaciones nerviosas que nos permiten sentir diferentes cosas. Las más sensibles se encuentran en los labios y los dedos, mientras que las menos sensibles se hallan en la zona media de la espalda.

 

Fuente: www.mejorconsalud.com

 

Los comentarios están cerrados.