5 cosas que un jefe no debe decirle a un millennial

CINCO COSAS QUE NO DEBES DECIRLE A UN MILLENNIAL

A medida que pasan los años, la generación millennial va abarcando más terreno en el mercado laboral. Por eso, es necesario conocerla en profundidad, saber cómo piensan los jóvenes y qué sienten.

Los “millennials” son las personas que llegaron a su etapa adolescente y adulta después del año 2000, es decir, con el cambio de milenio. En la actualidad, tienen entre 20 y 35 años y ocupan alrededor del 32% mercado de trabajo mundial.

Esta generación, nacida a partir de 1984, posee características muy particulares:

  • Son nativos digitales
  • Tienen mayor capacidad multitarea
  • Están más y mejor preparados: más del 34% posee títulos universitarios
  • Son hijos de la globalización
  • Son menos conformistas

Estos rasgos están asociados a nuevos ideales, nuevos proyectos y sueños, que poco suelen coincidir con las expectativas de generaciones pasadas. Por ejemplo, trabajar 30 años en la misma compañía antes estaba considerado un éxito. Para los millennials, eso significa estancamiento o conformismo, razón por la cual buscan experiencias laborales distintas y superadoras continuamente.

En este sentido, también ha habido un cambio respecto a la relación jefe-millennial. Los jóvenes exigen líderes más flexibles, comprensivos y abiertos como requisito mínimo para trabajar contentos. Veamos entonces, las cinco cosas que no deberías decirle nunca a un millennial si querés retener su talento en la empresa:

“Porque yo lo digo”

No seas muy extremo con tu sentido de autoridad ya que obedecer a rajatabla no es algo con lo que los millennials estén muy familiarizados.

“Siempre lo hicimos de esta forma”

A los trabajadores jóvenes les gusta sentir que sus ideas son escuchadas y tenidas en cuenta, con lo cual si te mostrás inflexible ante nuevas propuestas, es probable que busque otro lugar de trabajo.

“Esto no es asunto tuyo”

Al ser multitasking, es decir que pueden atender varias cosas a la vez, los millennials han desarrollado un sentido de la curiosidad poco tradicional. Ellos no están interesados en respetar esos límites, sino más bien integrar esfuerzos y colaborar en varias actividades en simultáneo.

“Si no te gusta te podés ir”

Esta frase era muy escuchada en otras épocas, donde perder la fuente de trabajo representaba una amenaza real para el empleado. Hoy, decirle algo así a un millennial, es igual a: “ya te habrás dado cuenta que acá estás perdiendo el tiempo, buscá algo que te haga feliz”.

“Poné los pies sobre la tierra”

Hay un concepto generalizado de que el millennial es utópico. Sin embargo, ellos ven en los obstáculos una oportunidad de cambio, que no solo los ayude a ellos sino a otros. Ese espíritu de cambiar el mundo, muchas veces es subestimado por los adultos. Y eso es lo peor que podés hacerle.

¿Tenés millennials en tu empresa? ¿Te gustaría mantenerlos siempre felices? Entonces es momento de poner en práctica estos consejos y crear espacios de trabajo más flexibles y relajados, como estos.

Los comentarios están cerrados.